Vikingos de Los Mochis, el peor equipo del CIBAPAC

*Mantiene récor de 0-7 a cerca de un mes de su regreso al Circuito lo que ha propiciado la salida del coach y de los dos extranjeros que fueron anunciados con bombo y platillos.

El trabajo de la directiva de Vikingos, deberá de ser más enérgico, pero no contra medios de comunicación ni contra directivos del deporte, si quieren sacar el barco a flote.

Los Mochis, Sinaloa, Septiembre de 2019, (Checo Álvarez/Gran Slam).-A más de un mes de que anunciaran con bombo y platillos el retorno de Vikingos de Los Mochis al Circuito de Baloncesto del Pacífico, las cosas no caminan nada bien para el team de casa, puesto que marcha en el obscuro sótano con récord de 0-7.

Si, cero victorias y 7 descalabros en siete salidas, pero con la pomposa suma de 7 puntos, esto por el sistema de competencia FIBA que opera en circuitos profesionales de México como el CIBACOPA y ahora el CIBAPAC, donde se premia la derrota con una pomposa unidad.

En un análisis que hemos recabado desde que se debutó aquel 30 de agosto con una derrota dolorosa en el auditorio Benito Pablos Juárez García a manos de la Liebres de Guasave 63-77, 14 puntos de diferencia, hemos concluido que el orden que debe de salir desde la directiva, hasta el cuerpo técnico y de ahí a los jugadores es un factor importante que no se ha conectado y de ahí que vengan tantas derrotas, porque Vikingos solamente ha jugado 7 juegos, a diferencia de los demás equipos que tienen hasta 11 jornadas ya celebradas.

Liebres de Guasave a pesar de mantenerse invicto (7-0) no es líder de su grupo.

Andrei Amézquita abandonó el barco Vikingo apenas rebasados los juegos inaugurales y par de derrotas ante Las Liebres de Guasave y con un porcentaje de puntos similar a la primera derrota (14), ya que cayeron 84-70, para un menos 28 en sus primeros dos compromisos. Salió Amézquita por cuestiones “laborales” y se quedó al frente el “Papas”, Fernando Morales, quien nunca había dirigido en estos niveles, excepto chamacos de secundaria y no ha podido levantar el barco y hacerlo andar.

Salieron también Antonhy Bishop y llegó Lallemand Arcaim James y salió también el extranjero Akeem Echols llegando en su lugar Chris Mothen Jackson, pero no han sido solución al problema, sufrieron derrotas ante Colorado, Ensenada y de nuevo ante Libres, pero este último resultado escandaloso (106-63), 43 puntos de diferencia y tercera derrota ante el quinteto guasavense, que ya imponía hegemonía sobre el team mochitense.

La sexta derrota del torneo llegó ante los Peregrinos de Badiraguato, con score de 69-55, para seguir acrecentando su sequía de triunfos y ante los Guindas de Nogales, llegó el séptimo revés, este juego fue muy ofensivo con el equipo sonorense encestando de todos los ángulos de Benito Juárez, más de 100 puntos (103-89) con lo cual continuaron avanzando, pero sumando más derrotas. 

Lobos Marinos de Ensenada sólo tienen una derrota y no son súper líderes de la competencia.

Al disiparse la tolvanera después de 7 juegos suma solamente 465 puntos anotados, el más bajo del circuito y a cambio ha recibido 595, para un -130.

NOTA: En una charla vía whatsapp con la presidente del Club, Luz Araujo, esta se quejaba del poco apoyo de las autoridades, en concreto del IMDA, porque el Auditorio no recibió el trabajo prometido y sólo se le dio una manita de gato (pulida y encerada), dejándolo como auto nuevo sacado del lavadero, pero en sí las instalaciones no eran las adecuadas, ya que el día del debut llovió y se goteaba el inmueble, y el trabajo en contra de los medios de comunicación “tronando” contra la labor informativa de un servidor, que ha seguido los pasos de Vikingos de Los Mochis, además de quejarse que su directiva está luchando contra todos estos factores (medios de comunicación y autoridades), pero que sacarán el “barco” adelante. Seguido de esa charla, que fue la noche del debut en casa, donde titule en mi trabajo periodístico que había sido un “doble tropiezo”, me llegó un mensaje por la misma vía, pero del celular: 6681072550, que no tengo registrado, pero que en su portada aparece las fotos de los hijos de Juan Islas, vicepresidente del Club, que entre otras cosas cada palabra escrita en mi nota informativa me las tragaría, que había errado mis comentarios y que ni yo ni nadie parará el proyecto de Vikingos.

Yo les aclaré que ni ellos, ni ninguna otra directiva del deporte que sea, y menos autoridad deportiva alguna, tiene comprada mi línea editorial, además de que todo lo que a mí me lo dijeron lo expresaran en una rueda de prensa, ante los medios de comunicación, obvio no aconteció ni acontecerá, y que las críticas constructivas para eso son, para que se aprenda de los errores cometidos, pero a cambio recibí otra sarta de ofensas, que la verdad me dan risa, porque no sé, en qué cabeza cabe, cada una de las palabras u ofensas que se vertieron hacia mi persona y mi trabajo; y tengo las conversaciones en resguardo, porque ahora es muy común no sostener lo dicho y solamente mentir aduciendo que no se dijeron.

Fernando Morales deberá de apretar las tuercas para poder ganar su primer partido.

La directiva debe de entender que se debe de trabajar con la cabeza puesta en su proyecto y no siguiendo fantasmas macabros, porque al final los mismos enemigos los tiene en casa y es cuestión de “limpiarlos” para que se comience a ganar, pero de lo contario será la temporada más desastrosa para equipo alguno en el CIBAPAC y recaerá en Vikingos de Los Mochis.