Triste y emotivo adiós al decano de la crónica, Héctor Islas

*Fue llevado por última vez a la casa de los Cañeros de Los Mochis donde se le rindieron guardias de honor.

Recibió misa de cuerpo presente en iglesia San Juan de Los Lagos. (Foto Norma Talamantes)

Los Mochis, Sinaloa, 09 de Julio de 2020, (Checo Álvarez/Gran Slam Editorial).- Trizte pero emotivo resultó el último adiós al decano de la crónica deportiva en Los Mochis, Don Héctor Islas López, quien se nos adelantó en el camino sin regreso. el fallecimiento de un grande de la locución en Los Mochis, Sinaloa y México, su estilo propio, lleno de pasión y de matices afectivos hacia el rey de los deportes lo trasladaron a otra dimensión en la locución, y ahora hará mancuerna en el cielo con Don Octavio Ibarra Cota, quien fue su compañero y quien falleciera, también, hace algunos años.

Apenas la noche del miércoles 08 de julio se corría como reguero de pólvora el fallecimiento de Don Héctor Islas López, hace algunos días también abandonó este mundo terrenal el locutor y showmen, Aurelio León, quien le diera vida en radio al personaje de La Shakira y en eventos musicales a “Juan Alberto Triple de Juan Gabriel”, causando en ambos casos una gran conmoción.

El cuerpo de Héctor Islas López salió de conocida funeraria para recibir una misa de cuerpo presente en la iglesia de la Colonia Infonavit Macapule, llamada San Juan de Los Lagos, donde radicaba el extinto cronista, para de ahí ser llevado hasta el inmueble donde pasó muchos años de su vida en la crónica radiofónica narrando las gestas de los Cañeros de Los Mochis. Fue acompañado familiares, encabezados por su ahora viuda Concepción Valenzuela, además de sus hijos Julio Arturo, Jorge Heriberto, José Alfredo y Héctor Islas Valenzuela, nueras y nietos. También se apersonaron compañeros de la comunicación, quienes les brindaron guardias de honor en el diamante del nuevo inmueble.

El cuerpo de Héctor Islas López llega al nuevo Emilio Ibarra Almada. (Foto Che Luis Aguilar)

Al llegar su cuerpo se escuchó de nuevo aquella noche memorable de la temporada 1983-84, donde junto a Don Octavio Ibarra Cota y Manuel Bojórquez narraron aquel campeonato de los Cañeros sobre los Ostioneros de Guaymas, tocándole la entrada 10 donde Mochis logra coronarse con aquel batazo de Manuel “Wenchy” Ramírez, que hizo retumbar aquel vetusto estadio Emilio Ibarra Almada. 

Los tiempos de pandemia y el calor intenso que se dejó sentir este jueves en Los Mochis propició que no fuera acompañado su cuerpo, como selo merecía el gran locutor y cronista hasta su última morada. Sin tiempos difíciles y esto se vivió en su homenaje en el nuevo escenario de los Cañeros.

“Don Héctor Islas López no ha muerto porque seguiremos hablando de beisbol y donde se hable de este deporte ahí va a estar don Héctor Islas López”, dijo en su mensaje Alfredo Islas, haciendo una larga y emotiva remembranza de lo que su señor padre hizo en todo este tiempo dentro de la crónica deportiva, ya que fue reconocido porque también trabajo para otras organizaciones de la Liga Mexicana del Pacífico, siempre imprimiendo su sello de pasión y amor hacia el béisbol.

Del Emilio Ibarra Almada, el cortejo fúnebre salió hacia el panteón del Ángel, donde sus restos fueron sepultados y ya reposan. Descanse en Paz, Don Héctor Islas López!!!

Alfredo Islas, a nombre de su familia brindó emotivo mensaje a su papá. (Foto Che Luis Aguilar).