Orioles por fin conquista un título en la Liga Regional de Navolato

*Conquista el cetro en vibrante encuentro ante los Piratas con excelsa labor de José Ángel Uzeta y acertada Ofensiva de los Estolano.

Orioles se coronó en la Liga de Beisbol Regional de Segunda Fuerza de Navolato. (Cortesía)

Navolato, Sinaloa, (Gran Slam Editorial y Punto Ciego Editorial).- José Ángel Uzeta lanzó pelota de 4 hits y 10 ponches para guiar a la novena de los Orioles de Navolato a un triunfo de 5-1 sobre los Piratas de la Palma y ceñirse por vez primera la corona de la Liga de Beisbol Regional de Segunda Fuerza de tierras cañeras.

Fue un partido donde, los ahora campeones, aprovecharon el titubeo en el par de innings iniciales ante el estelar lanzador Radamés Robledo, a quien asaltaron con cinco anotaciones y 8 imparables de los 9 que permitió en el juego para frenar el tricampeonato de los Piratas, que venían con etiqueta de bicampeones. De ahí en adelante les dio de comer en la mano, pero el daño estaba hecho.

Las carreras. Tras ponchar al primer hombre que enfrentó, el siempre peligroso, Jesús “Pituy” García, Radamés Robledo se desmadejó al permitir sencillo de Yoshio Torres y enseguida Gerardo Estolano le prendió un pitcheo cómodo para depositarle la canica detrás de la barda y colocar la pizarra 2-0. El público apenas si se estaba acomodando de nuevo en las butacas cuando llegó Frank, hermano de Gerardo también al primer lanzamiento de Robledo le conectó larguísimo cuadrangular que fue a caer al domo donde juegan los Empacadores de La Palma en la LBP y la pizarra indicaba 3-0.

Permitió otros dos sencillos de Dariel Zazueta y Fernando Godoy, pero bajó la cortina con ponches para Eloy Reyes y Rosendo Godoy.

En la segunda ronda lo volvieron a asaltar con par de anotaciones. La historia la inició de nuevo con un oute tras dominar con rola a la tercera a Leonel Castelo, pero después “El Pituy” García le conectó limpio tubey, para anotar enseguida con oportunísimo hit de Yoshio Torres, base por bolas a Gerardo Estolano puso corredores en primera y segunda con un out y Sencillo productor de Fran Estolano empujaba a Torres con el lapidario 5-0.

José Ángel «Changel» Uzeta se llevó el importante triunfo para los Orioles. (Cortesía).

Ya eran factor ofensivo los hermanos Estolano, con 4 rayitas empujadas entre ambos, un par cada uno, por los Orioles y José Ángel Uzeta comenzaba a tejer una joya de pitcheo que lo llevaron lanzar pelota sin hit hasta la cuarta entrada, donde le conectó tubey el ex profesional Edgar Ahumada, sin consecuencia alguna. De hecho, le anotaron la rayita donde se quitaban el zapato los Piratas en la parte baja del octavo rollo, cuando Uriel Barrón roleteó a la esquina caliente y cometió pecado el antesalista Gerardo Estolano para llegar quieto hasta la segunda almohadilla, avanzó a tercera con rola a la antesala de Roberto Valenzuela y anotó con oportunísimo sencillo de Brian Luna y fue todo.

Pitcheo. Gano “Chángel” Uzeta con pelota de 4 hits en ruta completa, par de pasaportes, 10 abanicados, un golpe y su cuadro le jugó con un pecado.

Perdió Radamés Robledo con pelota de 9 hits en 7.1 capítulos, 5 anotaciones, concedió 3 bases por bolas y recetó 8 chocolates, fue relevador por Mario Rochín, quien lanzo el resto con un hit permitido.

Con el tolete destacaron por los ganadores, Jesús García con par de hits en cuatro viajes, Yoshio Torres con otro par de imparables en cinco viajes, Gerardo Estolano bateó dos hits en cuatro viajes, pero uno de ellos fue cuadrangular con par de producciones y una anotada, su hermano Frank, bateó de 3-2 con una pelota despachada para la calle, con par de producciones y par de bases por bolas.

Por los Piratas a la hora de pararse a batear, los únicos que le conectaron de hit a Uzeta fueron Brian Luna para producir la única carrera para los subcampeones, además de Luis Rochín, Édgar Ahumada y Eduardo González.

Piratas luchó hasta el final pero no pudo y cayeron 5-1 en un juego que se definió en la primera y segunda entrada. (Cortesía).

Umpires de lujo. Cabe señalar que el juego fue sancionado por los umpires profesionales, Daniel Rubio detrás del home, con su linaje de internacional, además de Demian Hernández, Alberto Cienfuegos y Jesús Rodríguez.

Felicidades a los ahora campeones y a los subcampeones que cayeron con la cara al cielo.

Con este campeonato el mánager Germán Rivera llega a 18 títulos en su carrera en la pelota navolatense, siendo así, junto a José “Pepe” Burgueño, del equipo Bucaneros los máximos exponentes.

ORIOLES                                                                                             PIRATAS

  1. Jesús García                                                                      Brian Luna
  2. Yoshio Torres                                                                   Luis Rochín
  3. Gerardo Estolano                                                           Edgar Ahumada
  4. Frank Estolano                                                                Andrés Garibay
  5. Dariel Zazueta                                                                 Ulises Rochín
  6. Fernando Godoy                                                            Eduardo González
  7. Eloy Reyes                                                                        Jorge López   (Uriel Barrón 8va.)
  8. Rosendo Godoy                                                              Dayané Romo
  9. Leonel Castro                                                                   Roberto Valenzuela
  10. César Urías (7ma.)

G: José Ángel Uzeta                                                      D: Radamés Robledo

                                                                                     Relevo de Mario Rochín

CUARTETA:

  1. Daniel Rubio
  2. Jesús Rodríguez
  3. Alberto Cienfuegos
  4. Demian Hernández
Orioles jugó con mucha garra y su bateo oportuno, sobre todo el de los hermanos Estolano les redituó las carreras del triunfo. (Cortesía).