Ejido Mochis se corona en la Humberto López Pineda

* Ferreteros Malova-El Guayabo se queda en la orilla al caer en el sétimo y definitivo encuentro 4-3 ante Agrespec.

Los Mochis, Sinaloa, 03 de Marzo de 2019 (Checo Álvarez-Gran Slam Editorial).-Ante un  lleno impresionante en el estadio Paco Falomir de la Villa de Ahome, la novena del Ejido Mochis-Agrespec conquistó los máximos honores de la Liga de Beisbol de Segunda Fuerza, Humberto López Pineda, al vencer en el séptimo y definitivo encuentro a los Ferreteros Malova-El Guayabo 4 carreras por 3.

El año pasado el Ejido Mochis se quedó en la orilla de conquistar el campeonato al sucumbir en siete peleados episodios ante los Rockies de El Colorado, pero ahora las cosas cambiaron para beneplácito de su afición, ante un lleno que impresionó cercano a las 2 mil almas reunidas en el coso deportivo.

Caso contrario de El Guayabo, que, bajo el mando de Manuel Castro, llegaban a la gran final, después de que el año pasado se ubicarán en las últimas posiciones de la tabla, con el equipo denominado Cubs. Castro es la tercera final que juega en la López Pineda y en las tres se ha quedado en la orilla.

Jonathan Castro lanzó lo suficientemente bien durante 7.2 entradas para agenciarse su segundó éxito de la gran final, que  al postre le dará la plusvalía de Jugador Más Valioso de la gran final titular; aisló 7 hits, recetó 7 ponches, concedió 3 bases por bolas y aceptó par carreras. Lo auxilió el zurdo del Ejido Benito Juárez, Cesar Domínguez, quien permitió estacazo de cuatro esquinas de Germán Cuevas con Rodolfo Robles y José de Jesús “Pachano” León en las colchonetas, de ahí sacó los últimos outs para llevarse el rescate.

La derrota fue para para Javier Galaviz, su segunda de la final a cambio de una sola victoria, con trabajo de 5 innings, le dieron 6 hits, entre ellos cuadrangular de Alexis Luna, primer bateador que enfrentó en el juego, pasó con la piedra a seis rivales, dio dos bases y toleró par de anotaciones. Lo auxiliaron Luis Enrique Gastélum, a quien le timbraron las otras dos carreras, además de que también lanzaron Daniel Valenzuela, Tirso Jassiel Valenzuela, Enrique Buelna y Alexis Gaxiola.

Ejido Mochis,, dirigidos por Bernardo Ruíz, timbró la quiniela en la misma parte alta de la primera entrada al conectar cuadrangular Alexis Luna, sobre el abridor Francisco Javier Galaviz Guzmán, anotaron el 2-0 en la parte alta del quinto rollo, con profundo elevado de Édgar Ruíz al jardín derecho, pisando la goma Samar Lerma, que conectó hit y anclaba en la antesala clon doblete de Alexis Luna.

Colocaron la pizarra en un 4-0 con par de timbrazos en la parte alta del séptimo capítulo, la primera con Hit de Saúl Ruíz pisando la goma Édgar Ruíz, quien había conectado doblete y la otra con hit impulsor de Adrián Atondo llegando a la registradora Magdiel Valenzuela, quien estaba en tráfico vía pasaporte intencional.

El Guayabo apretó el juego con tres anotaciones en la baja de la octava. Castro abrió con ponche a Paúl Soto, pero Rodolfo Robles le conectó de hit, luego de lograr su séptimo chocolate de la mañana a Manuel Castro, le dio boleto gratis a José Alejandro León, lo que marcó su salida, para que llegara el relevo César Domínguez a enfrentar al cuarto bate, Germán Cuevas quien le cponectó tremendo cuadrangular de tres carreras para apretar el juego y fue todo.

Tras culminar el juego vino el festejo tumultuoso y con las alegres notas de la tambora traída por la directiva del circuito, que encabeza Carlos Valdez, acompañado por Hervey Valdez y Aarón Ayala.

Después de la euforia, se procedió a la ceremonia de premiación estado presente la autoridad deportiva municipal, con Felipe Juárez Soto, director del IMDA al frente, el coordinador del béisbol y el softbol en el municipio, Luis Ignacio Ayala Nolasco, además de las directivas de ambos equipos y sus jugadores y cuerpo técnico.