Cambios substanciales en el seno de la Clemente Grijalva

Los Mochis, Sinaloa.- La reunión de la Liga Clemente Grijalva Cota arrojó acuerdos de suma importancia para el desarrollo de la liga, que debido a la pandemia y a la crítica situación económica derivó que participaran sólo 9 escuadras y los acuerdos logrados en esta sesión les permitirá tomar un respiro.

Para la edición 64 del circuito, la cual iniciará el domingo 20 de marzo, algo que contraviene la gran final de la Liga de Beisbol Humberto López Pineda, donde hay jugadores que pertenecen y jugarán con clubes como Juan José Ríos y la Higuera de Zaragoza, tales son los casos de Martín Lugo, José Abel Lugo, Jorge Luis Acosta, por citar algunos, que deberán de decidir si juegan la final o arrancan con sus equipos la temporada de la Primera Fuerza.

La final arranca el domingo 6 de marzo y si se llega a un séptimo y definitivo encuentro serán dos las semanas que se tengan acciones de la Clemente Grijalva y Humberto López Pineda, empalmándose.
Entre los puntos que se modificaron fue la inclusión de dos (2) novatos en el line-up por equipo, situación que se estaba pidiendo a gritos desde administraciones pasadas donde se suprimió este número, quedando en sólo un novato en el terreno de juego y ahora se retorna para contribuir al desarrollo del pelotero de la región.

Asimismo se acordó recortar a un jugador foráneo, un local por estatuto y a un jugador ex profesional que podrá ser la función de lanzador y bateador en cada juego. Esto sin lugar a dudas les dará una solvencia de ahorro en cada semana a los directivos de los equipos.
Otro punto que cabe señalar fue permitir a los jugadores ex profesionales locales que hace cuatro años o más de que se retiraron podrán participar como jugadores de Primera Fuerza. Así podrán tener actividad sin tener que ser encasillados como ex profesionales.

Además se derogó la participación de jugadores extranjeros y profesionales para la siguiente edición.
Es decir se abolió ese acuerdo, para así, darle solvencia económica y apoyo sobre todo, a los equipos «chicos», hablando económicamente y aunque se estará crucificando el nivel competitivo se les da un tanque de oxígeno a los equipos que van a tomar parte en la competencia.