Briseida y María del Rosario competirán primero

*Inicia este fin de semana que viene el Gran Prix de Taekwondo de Japón.

Nuestras máximas representantes de las artes marciales en México.

Fabiola Villegas, Paulina Armería, Rubén Nava, Saúl Gutiérrez, María Espinoza y Briseida Acosta, serán los primeros mexicanos que tendrán acción en el Gran Premio de Taekwondo (G4) que tendrá lugar en el Port Arena de Chiba, Japón, este fin de semana.

World Taekwondo (WT) dio a conocer de manera oficial el programa de competencias de las diferentes categorías y ramas, por lo que el próximo viernes habrá combates en -57kg (Fabiola Villegas y Paulina Armería), -68 (Rubén Nava y Saúl Gutiérrez), +67 (María Espinoza y Briseida Acosta de 9:00 a 21:30, hora local.

El sábado estarán en el tatami contendientes en -67 (Victoria Heredia), -58 (Brandon Plaza), +80 (Carlos Sansores), con mismo horario, y el domingo terminará la participación mexicana en el Gran Premio japonés en -49 (Daniela Souza) y 80kg (René Lizárraga) (09:00-18:30). Los sorteos de gráficas serán un día antes-

Este tipo de evento se realizará por primera ocasión en Japón, en la misma ciudad que albergará el torneo de los Juegos Olímpicos del próximo año.

Lo interesante de la competencia es la gran cantidad de puntos que ofrece a los atletas para la clasificación olímpica: 40 al campeón, 24 para el finalista, 14.4 a los terceros lugares, 8.64 a los que queden entre el quinto y octavo, 6.05 del noveno al 16 y 4.23 al sitio 17.

Además, habrá medallas de oro, plata y bronce, certificado de participación, así como cinco, tres y mil dólares, a quienes logren subir al podio.

Los mejores taekwondoínes del planeta están reunidos en Chiba, que competirán en ocho categorías de peso olímpico (cuatro mujeres, cuatro hombres). Los 31 primeros lugares por categoría de peso, están invitados, según la clasificación olímpica de WT publicada para julio de 2019.

Si bien el lugar de la competencia olímpica de 2020 será el Makuhari Messe de Chiba, el Gran Premio ofrecerá a los competidores la oportunidad de familiarizarse con la ciudad, mientras que los organizadores, la oportunidad de publicitar el taekwondo élite antes de los Juegos Olímpicos.